viernes, 15 de febrero de 2008

Pronunciamiento del SUTEP


SINDICATO UNITARIO DE TRABAJADORES EN LA EDUCACIÓN DEL PERÚ SUTEP
PRONUNCIAMIENTO
CONCURSO PARA NOMBRAMIENTOS Y CONTRATOS NO GARANTIZAN LA CALIDAD NI TRANSPARENCIA

El Comité Ejecutivo Nacional del SUTEP se dirige al magisterio nacional, padres de familia y al pueblo peruano en general, para manifestar lo siguiente:
El magisterio, desde hace mas de 5 años, ha venido exigiendo se cumpla con convocar a concurso publico para cubrir todas las plazas docentes presupuestadas en el marco de la Ley del profesorado, no sólo para nombrar e ingresar a la carrera, sino para el ascenso. Los gobiernos sucesivos se negaron a ello, con el pretexto de “falta de previsión presupuestal”, y otros argumentos falaces para justificar el inhumano y precario sistema laboral de contratos conforme a las políticas neoliberales y la corrupta práctica del clientelaje, chantaje, y negociado de dichas plazas por las autoridades y funcionarios de la administración educativa.

Hoy, en medio de una abusiva campaña mediática, está en proceso un concurso de nombramiento e “ingreso” a la carrera bajo los alcances de la antimagisterial Ley Nº 29062, sin la totalidad de plazas, escondiendo miles de ellas mediante los consabidos y nada claros “convenios”, excluyendo ilegal y prepotentemente a quienes no se sometieron a la politiquera “Evaluación Censal” y negando arbitrariamente la presencia fiscalizadora del sindicato como ordena la Ley de Educación y la del profesorado, con la clara intensión de manipularla a favor del mejor postor y los del partido de gobierno.

Estamos ante una evaluación cuyos criterios, instrumentos y procedimientos no garantizan la calidad e idoneidad; pues, se quiere imponer otra vez exámenes “estandarizados” en un porcentaje mayor al 50 % de las capacidades, conocimientos y habilidades del maestro y maestra, ignorando deliberadamente que la formación magisterial esta compuesto por diferentes áreas y contenidos del nivel y la especialidad como en toda profesión. Lo que sumada al subjetivismo de la antitécnica prueba psicológica universal, la entrevista personal, etc. Configura la maniobra perfecta para satanizar otra vez al magisterio, encubrir la responsabilidad del gobierno en la crisis; el clientelaje y la escandalosa improvisación, ignorancia e insensibilidad centralista en la oportunidad del concurso que, dejará desatendido a miles de niños en el inicio de las clases, así como, en el procesamiento de los resultados que , en plena era de la informática y las tecnologías de punta obligará a que miles de maestros permanezcan en larga espera en las capitales regionales lejos de sus domicilios de origen con un costo oneroso de desplazamiento y estadía del maestro.

“TERCIO SUPERIOR”, ARBITRARIEDAD LEGAL, DEMAGOGIA CON LA CALIDAD Y ENCUBRIMIENTO DEL CLIENTELAJE EN LOS CONTRATOS

Demostrando que su interés no es superar la crisis, mejorar la calidad de la educación ni la calidad de la formación y el desempeño magisterial, sino tender cortinas de humo y encuestas de imagen, el MED saco de la manga el llamado “tercio superior” como formula mágica para garantizar la calidad de los maestros a ser contratados y tener derecho a ejercer la docencia. Con ello convierten los títulos pedagógicos otorgados a nombre de la nación en una estafa perpetrada por las instituciones académicas que las expidieron (Universidades y ISP) y, por consiguiente, se debería normar que titulen sólo a sus estudiantes del discutible “tercio superior” y no en base al conjunto de requisitos que cumple todo estudiante fijados por la Ley y las estructuras curriculares respectivas.

La arbitrariedad y la demagogia que no hace evidente aun, si tenemos en cuenta que en el actual sistema de formación magisterial tanto en universidades como en los pedagógicos, públicos y privados , varían los criterios de calificación ,las condiciones y calidad entre unas y otras, por lo que los parámetros para fijar “el tercio superior” no son los mismos. La calidad y el nivel de preparación entre titulados en el tercio superior no es ni por asomo igual, ni equivalente en capacidad profesional entre una institución y otra. Este “requisito” no es nada técnico, legal ni ético; es pura demagogia, amén que nada garantiza que los comprendidos en el mentado tercio superior, de por si sean en la práctica pedagógico-educativa los mejores profesionales.

El concurso de selección pertinente, transparente justo debe ser el único filtro selectivo para el ingreso y el ejercicio laboral profesional. Todos los titulados a nombre de la nación están habilitados para desempañarse como profesionales y tienen el derecho a la igualdad de oportunidades para aspirar a una plaza de trabajo; nadie puede discriminarlo ni excluirlo mediante cortapisas inconstitucionales y no contempladas en otras leyes.

Esta agresión, es también una afrenta a las universidades e institutos superiores pedagógicos. Todos ellos deben pronunciarse y defender sus fueros; no pueden quedarse callados, por que su silencio solo revelaría complicidad, suicida asociación en el negocio de las seudo capacitaciones y deplorable aprovechamiento con las “certificaciones del tercio”; aceptación explicita que han titulado a ineptos y reconocimiento de que la formación que dieron fue una estafa. El magisterio a nivel nacional les reclama un pronunciamiento firme y claro, como lo viene haciendo la mayoría de universidades de la amazonia (UNAP- Iquitos, etc.), así como saluda la firme determinación de la mayoría de los Gobiernos Regionales (San Martín, Loreto, Junín, Lambayeque, Arequipa, Cuzco, Puno, etc.) que no se han sometido al imperio de la mediocridad, arbitrariedad y han emitido importantes y justas Ordenanzas Regionales en el que no excluyen a ningún maestro a tener el derecho de postular a un puesto de trabajo y desde luego a hacer prevalecer las leyes y el estado de derecho.

El SUTEP y sus diversos escalones han presentado los recursos de amparo y demanda que el juzgado civil de lima y varios del interior del país respondan en lo inmediato en defensa del titulo profesional, del derecho de igualdad de oportunidades y el estado de derecho. Y en ese mismo sentido exige que los derechos conquistados y contenidos en la ley de profesorado sean respetados, en tanto ellas no han sido derogadas, tal el caso al derecho a reasignaciones por las diferentes razones establecidas y particularmente el de salud, así como la vigencia del procedimiento de ingreso a la carrera bajo las condiciones normadas por esta y que hoy están siendo atropellados por el gobierno amparándose en el proceso de nombramiento y la imposición ventajista y de facto de la “nueva” CPM.

Lima, febrero del 2008

¡NO A LA POSTERGACIÓN DE LA EDUCACIÓN!

¡NO A LA IMPROVISACIÓN Y DEMAGOGIA CON EL DERECHO DE LOS NIÑOS Y NIÑAS!

¡NI UN ALUMNO SIN MAESTRO, NI UN MAESTRO DE CALIDAD, SIN DERECHOS Y ESTABILIDAD!


COMITÉ EJECUTIVO NACIONALCEN SUTEP