jueves, 4 de marzo de 2010

«Nelson Mandela fue quien me reclutó a mí para el brazo armado del CNA»


Ronnie Kasrils (15 de noviembre de 1938), nieto de judíos que huían de Letonia y Lituania, se unió en 1960 al Congreso Nacional Africano y se afilió al Partido Comunista de Sudáfrica. Participó en la fundación del brazo armado Umkhonto we Sizwe. Fue viceministro con Nelson Mandela y jefe de los servicios secretos después.

Ronnie Kasrils conoce bien a Nelson Mandela porque ambos compartieron militancia clandestina y después tareas de Gobierno. Ahora, lucha por la causa palestina y ayer estaba en Barcelona.

Desde la experiencia de Sudáfrica ¿cómo ve las últimas iniciativas políticas en Euskal Herria?

En los términos de esta situación es importante abrir vías para el diálogo y la negociación, para que pueda llegar el cambio. En nuestro caso, podemos ver que estuvimos luchando con las armas en la mano y que el régimen de apartheid no estaba interesado. No fue posible poner en marcha fórmulas pacíficas hasta que no estuvimos fuertes. Entonces fue cuando aceptaron abrir el diálogo. Podemos ver también el caso irlandés. Es realmente necesario utilizar la posibilidad. La gente prefiere una forma pacífica de cambio. En Sudáfrica tenemos muy clara la unidad del Estado. Ya nos cortaron con los bantustanes. Y esto ocurre igual con el pueblo palestino. Nuestro ejemplo está basado en mantener la unidad del estado, aunque yo no puedo hablar como un experto en la solución vasca. Creo que podría mirarse la cuestión de la autonomía, qué derechos se permiten sobre lengua, cultura, cómo y si eso satisface a la ciudadanía vasca. No obstante, me sentí muy satisfecho cuando escuché su disposición a trabajar de una forma pacífica.

Brian Currin está tomando un papel importante en esta iniciativa...

Él entiende muy bien estas cuestiones.

La sentencia contra Arnaldo Otegi dice que Nelson Mandela nunca cogió las armas...

Claro que lo hizo. Nelson Mandela fue quien me reclutó a mí para el brazo armado del CNA en 1961. Él creó el movimiento armado, aunque también decía que apostaría por las vías políticas cuando fuera posible, y eso fue lo que ocurrió. Las soluciones deben ser políticas, ya que las vías armadas sirven para mostrar el propósito de lograr el cambio. En el momento en el que la otra parte te reconoce y se realizan ofertas para las conversaciones, es conveniente un alto el fuego, a no ser que ellos se limiten a mentir, como es el caso del Gobierno israelí con los palestinos.... No sé si este es el caso del Gobierno español.

El Gobierno español también ha mentido...

Seguro que utilizan trucos. Pero, al menos, en Euskal Herria hay una autonomía,elecciones, partidos políticos...

La izquierda abertzale está ilegalizada y su partido político no puede presentarse a las elecciones. Además, muchos de sus líderes, como Arnaldo Otegi, están en prisión.

Deberían de ser liberados.



Alberto PRADILLA

http://www.gara.net/