miércoles, 24 de febrero de 2010

Grecia, casi paralizada por la huelga general contra el plan anticrisis del Gobierno



ATENAS — Grecia se encontraba este miércoles casi totalmente paralizada por una huelga general, organizada por las grandes centrales sindicales contra las medidas de rigor adoptadas por el gobierno socialista para sacar al país de una crisis financiera y presupuestaria sin precedentes.
Desde medianoche, los transportes aéreos y marítimos estaban paralizados, lo mismo que casi todos los servicios ferroviarios. Los autobuses y una línea de metro funcionaban en Atenas para permitir a los huelguistas ir a las manifestaciones prorgramadas por los sindicatos en el centro de la capital a partir del mediodía.
Los taxistas no participaban en la huelga. Otras manifestaciones debían tener lugar en la grandes ciudades griegas, en particular a Salónica (norte), la segunda ciudad del país. El frente sindical del partido comunista ultraortodoxo, el PAME, llamó a manifestaciones separadas de las otras organizaciones sindicales.

La huelga debía provocar el cierre de las escuelas, administraciones y tribunales, mientras que los bancos, hospitales y grandes empresas del sector público funcionaban a ritmo reducido. El país también está privado de toda información de radios y televisión debido a la participación en el movimiento del sindicato de periodistas, que decidió sancionar a sus miembros si no participaban en la huelga. Los diarios no aparecerán el jueves.

El movimiento es iniciativa de la poderosa Confederación General de los Trabajadores Griegos (con un millón de afiliados) después de que el Gobierno anunciara medidas de austeridad destinada a reducir drásticamente el inmenso déficit del país y que prevé en particular aumentar hasta 63 años y medio la edad de la jubilación.
La federación de funcionarios Adedy (300.000 miembros), que representa la categoría más afectada por las medidas de austeridad, en particular la disminución del monto de los salarios, llamó a sus miembros a unirse a la huelga, después de un primer paro el 10 de febrero.


(AFP)