martes, 12 de agosto de 2008

Entendiendo lo que ocurre en Georgia

Luigino Bracci Roa
YVKE Mundial


  • El presidente de Georgia decidió resolver los problemas que tiene desde 1989 con la provincia separatista de Osetia de la forma más radical: haciendo una invasión sorpresa, apoyada por Estados Unidos y aprovechando que el planeta está distraído con los Juegos Olímpicos. Necesita terminar con la secesión antes de diciembre, para así poder unirse a la OTAN. El 99 por ciento de los habitantes de Osetia del Sur desean unirse con Osetia del Norte bajo la Federación Rusa. Pero el mundo no los apoya, aunque sí apoyan a Kosovo.
  • Un fuerte conflicto se desató ayer viernes en una región de Georgia llamada Osetia, cuando el Ejército georgiano trató de tomar la ciudad por sorpresa para poner fin a un movimiento que, desde los años noventa, intenta que dicha región se una de nuevo en una sola nación que forme parte de la Federación rusa.
    Esto ocasionó una fuerte respuesta de Rusia, que penetró el territorio. "El Kremlin envió tanques y aviación a la capital independentista, Tsjinvali, para evitar su captura por las tropas georgianas que, al mediodía de ayer, estaban a punto de controlar la ciudad después de un asalto masivo en el que según diversas fuentes, se registraron numerosas víctimas civiles", relata El País de España.
    Para entender mejor el conflicto, hay que entender qué ocurre exactamente en Georgia en estos momentos. También debemos explicar qué es Osetia y cuales son sus aspiraciones. Por último, entenderemos las similtudes y diferencias entre Osetia y Kosovo, y por qué.



    Georgia, apoyada por EEUU, quiere formar parte de la OTAN a como dé lugar

    Haz CLICK para ver más grandes las fotos

    Tras bambalinas, lo que ocurre es un fuerte conflicto geopolítico donde Georgia, país fuertemente apoyado por Estados Unidos (donde ocurrió una "revolución rosa" en 2003 con apoyo norteamericano que desplazó del poder al presidente de aquel entonces, Eduard Shevardnadze), se enfrenta con una región, Osetia del Sur, que desea integrarse a Osetia del Norte, república que forma parte de la Federación Rusa.






    Según explica el analista Peter Lavelle, Georgia además hace esfuerzos extraordinarios por entrar en la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte, bloque militar occidental creado originalmente para defenderse de la URSS), debido a que el ingreso permitirá a su presidente, Mijail Saakashvili, cumplir su promesa de un Programa de Acción de Membresías que ocurrirá al entrar en el bloque. Desea hacerlo antes de diciembre, próxima reunión de la Organización.


    Sin embargo, Georgia no puede formar parte de la OTAN porque, para ser miembro de esta organización, se exige a los Estados que no tengan problemas territoriales no solucionados. Georgia tiene el problema de Osetia y el de la región de Abjasia, que también se proclama república autónoma desde 1992.


    Miembros actuales de la OTAN. Fuente: Wikipedia

    Saakashvili tiene que resolver sus problemas con Osetia para ser parte de la Otan. A pesar de que prometió el 6 de agosto una tregua unilateral, el 8 de agosto Saakashvili rompió su promesa. "La razón es obvia: el mundo entero está viendo las Olimpiadas de Verano en Beijing", explica Lavelle, quien añade que Estados Unidos le dió un apoyo tácito a la "agresión sin sentido" de Saakashvili. "La OTAN probablemente hará lo mismo, aunque con el usual toque moral pidiendo respeto a los derechos humanos".



    Y así ocurrió. El Presidente Bush, quien está de visita en Beijing, emitió un corto comunicado este sábado pidiendo el fin "inmediato" de los combates en Osetia del Sur. "Pedimos el fin de los bombardeos rusos y la vuelta a la situación del 6 de agosto", dijo. "Georgia es un país soberano y hay que respetar su integridad territorial", agregó. Dijo que trabajará con sus "aliados europeos" para "lanzar una mediación internacional para reanudar el diálogo". "Rusia tiene que apoyar estos esfuerzos para restablecer la paz lo antes posible".


    Lavelle añade que los países occidentales y Ucrania han dotado a Georgia con un fuerte arsenal de armamento pesado, y que militares estadounidenses han practicado "juegos de guerra" y han entrenado a las nuevas fuerzas de Georgia a través de ejercicios.


    Osetia del Sur: quiere unirse con Osetia del Norte y formar parte de Rusia


    Los osetios se consideran un grupo étnico aparte de los rusos y los georgianos. Tienen su propio idioma, costumbres y cultura propia. En la actualidad, Osetia está dividida en dos: una buena parte del territorio, Osetia del Norte, forma parte de la Federación Rusa, pero otra parte, Osetia del Sur, pertenece a Georgia.

    Una vez comezó el proceso de disolución de la Unión Sovietica en 1989, Osetia del Sur se autodeclaró unida a Osetia del Norte, decisión que el Parlamento de Georgia declaró anticonstitucional, y que la comunidad internacional se negó a aceptar. Esto causó una guerra civil, que provocó que unos 100.000 osetios emigraran a la parte rusa del país. En el conflicto, Georgia ha recibido el apoyo de Estados Unidos, mientras que Osetia del Sur recibió el de Rusia.


    El 19 de enero de 1992, la mayoría de los habitantes de Osetia del Sur votó a favor de su anexión a Rusia. Un nuevo referendo se realizó 14 años después, el 12 de noviembre de 2006, con un 91% de participación, en donde el 99% votó por la independencia de Georgia y la unión con Osetia del Norte y Rusia. Este referendo no fue reconocido por Georgia ni la comunidad internacional.


    Las hostilidades cesaron tras la firma de un acuerdo entre Rusia y Georgia, por el cual a partir del 14 de julio de 1992 en la zona se desplegarían fuerzas de paz tripartitas, tanto de Rusia como de Georgia y de Osetia del Sur.


    Petróleo, siempre petróleo


    No puede dejarse de notar que Georgia es un país de importancia vital desde el punto de vista geopolítico, pues miles de barriles de petróleo y gas se extraen diariamente desde el mar Caspio ( Caspian Sea ) y deben transportarse al mar Negro ( Black sea ), con el fin de que puedan llevarse al Mediterráneo y al resto del mundo.



    El siguiente mapa está en inglés, pero muestra en color verde los oleoductos.




    Estados Unidos controla únicamente los oleoductos que pasan por Georgia, pues el resto pasan por Rusia. Si Osetia del Sur se integra a Rusia, estos oleoductos georgianos ya dejarán de estar controlados por los Estados Unidos.







    Foto de una agencia de los oleoductos que están siendo construidos
    entre Dzuarikau y Tskhinval, en la frontera entre Osetia del Sur y Rusia.
    Esta foto fue tomada en la aldea de Kvaisa en junio de 2008.

    La agresión de Georgia

    Una vez entendido esto, podemos retomar lo ocurrido este viernes y sábado en Osetia. Simultáneamente al inicio de las Olimpiadas en Beijing, el Ejército georgiano trató de tomar la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, por sorpresa para poner fin al movimiento que intenta que dicha región se una de nuevo en una sola nación que forme parte de la Federación rusa.

    Según el líder osetio Eduard Kokoiti, 1.400 civiles podrían haber muerto en una ofensiva de Georgia sobre puntos estratégicos de Osetia. Según el embajador ruso en Tbilisi, Viaceslav Kovalenko, son "como mínimo 2 mil" las víctimas civiles en los ataques de Georgia contra la capital de la república separatista Osetia del Sur.




    Tanques georgianos destruidos, según mostró la TV local




    Aviones de guerra georgianos han atacado las posiciones de la provincia de Osetia del Sur horas después de que abrieran fuego con tanques. Varios aviones georgianos modelo Su-25, tomaron parte en el ataque en la capital de la región separatista de Tsjinvali. El Comité de Información y Prensa (CIP) del Gobierno secesionista afirma que los ataques han causado al menos quince muertos.



    Rusia responde

    Esto ocasionó una fuerte respuesta de Rusia, que penetró el territorio. "El Kremlin envió tanques y aviación a la capital independentista, Tsjinvali, para evitar su captura por las tropas georgianas que, al mediodía de ayer, estaban a punto de controlar la ciudad después de un asalto masivo en el que según diversas fuentes, se registraron numerosas víctimas civiles", relata El País de España.

    En respuesta, el presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, acusó a Rusia de invadir el territorio georgiano y declaró la movilización general del Ejército que supondrá una inyección de 100.000 hombres a las Fuerzas Armadas. "Rusia ha entrado en guerra con nosotros en nuestro propio territorio", advirtió el líder georgiano. A esas tropas se unirán inmediatamente un millar de los 2.000 soldados que Georgia tiene destacados en Irak.


    Los refuerzos entraron en Tsjinvali poco después de que el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, declarara que defenderá la seguridad de sus compatriotas y acusara a Georgia de violar el derecho internacional al emprender una agresión contra Osetia del Sur, que existe como estado independiente pero sin reconocimiento internacional hace dieciséis años.


    Rusia no tiene previsto recular. Su presidente, Dimitri Medvédev, ha hablado por teléfono con su homólogo estadounidense, George W. Bush, al que ha comunicado en primera persona que la única salida a la crisis actual es la retirada de las fuerzas de Tbilisi.


    Hechos de este sábado


    Este sábado, un bombardeo ocurrió en la ciudad de Gori, en territorio de Georgia fuera de Osetia. Las bombas cayeron en áreas civiles, dejando decenas de muertos. Las agencias internacionales acusan a Rusia de haber causado el bombardeo.


    Georgia, que primero ha declarado el estado de guerra, ahora insiste en un alto el fuego para impedir una supuesta "limpieza étnica" perpetrada por Rusia en su territorio. Los representantes del Gobierno de Moscú defienden la legalidad de su intervención para proteger a sus ciudadanos en la región.

    Abjasia contraataca y retoma zonas ocupadas por Georgia



    Al ocurrir estos hechos, las tropas de la República de Abjasia, que también había declarado su indepdendencia desde 1992 pero que no reconocen ni Georgia ni la Comunidad Internacional, han decidido mover su ficha por cuenta propia y han lanzando una ofensiva para apoderarse del desfiladero de Kodori, que Georgia había retomado en 2006 en violación de los acuerdos de desmilitarización de las zonas colindantes, alcanzado en 1995.


    Kosovo sí, Osetia no

    A pesar de que esta comunidad internacional ha aceptado con extraordinaria rapidez la independencia de Kosovo y el desmembramiento de la antigua República Socialista de Yugoslavia (apoyada por Estados Unidos y la Otan), ese no ha sido el caso con Osetia del Sur, territorio que en todo caso no desea ser independiente sino unirse a Osetia del Norte, que es una República que forma parte de la Federación Rusa. La razón posiblemente tiener que ver con el apoyo que Estados Unidos da a Georgia, y a la importancia geoestratégica del territorio, surcado por oleoductos que llevan petróleo y gas desde el mar Caspio hasta el Mediterráneo.