miércoles, 20 de febrero de 2008

Raúl Castro

Su hermano, su sucesor




de: Redacción BBC Mundo





Se le atribuye la creación de lemas como: "Donde sea, como sea y para lo que sea, Comandante en Jefe, ordene" y "¡Fidel, pa'trás ni pa'coger impulso!".




Hermano menor de Fidel, Raúl Castro Ruz fue el brazo derecho del Jefe Máximo hasta el anuncio de su renuncia este martes 19 de febrero.


Actualmente presidente interino de Cuba Raúl, de 76 años, es el heredero más obvio del poder.

De hecho, ha sido el número dos en todas las instancias oficiales del poder en Cuba -jefatura del Estado, Partido Comunista y ejército- y ocupaba automáticamente el lugar de Fidel Castro en caso de desaparición o dimisión, según establecen las leyes cubanas.



Pisando las huellas


Desde pequeño, Raúl empezó a seguir los pasos de su hermano mayor.


En 1953 fue uno de los asaltantes del cuartel de Moncada y, junto con su hermano, quedó detenido y condenado a 13 años de cárcel.


Una vez liberado y en su exilio en México, ayudó a planear el regreso a bordo del yate Granma y fue uno de los pocos que sobrevivió el desembarco en la costa cubana, escapando a las montañas desde donde continuó luchando hasta el triunfo de la Revolución.


En la sierra conoce a la que será su esposa, la guerrillera Vilma Espín.


Al frente de las Fuerzas


"Este pueblo nunca ha dejado de luchar en condiciones muy difíciles y la última etapa de la lucha contra Batista lo demostró", dijo Raúl en una entrevista para el periódico cuyo nombre viene del barco en que realizó ese fatídico viaje del exilio al hogar: Granma.


"Pero yo pienso", continuó, "que lo ha demostrado mejor después. Más masivamente después. Desde el mismo triunfo de la Revolución".


En ambas luchas, Raúl Castro ha estado al frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) desde su fundación, el 16 de octubre de 1959.


Algunos alegan que siempre fue comunista al contrario de su hermano. Como prueba, señalan el hecho de que durante los primeros meses de la llegada de los guerrilleros al poder, Raúl fue mantenido lejos del foco de atención, pues se consideraba que su militancia no era conveniente.


Se habla también de paternalismo, sometimiento y complejo de inferioridad.


Sin embargo, nada de esto -de existir- ha impedido una relación fraternal estrecha que, como otras cosas en sus vidas, desafió el paso del tiempo y el cambio de circunstancias.


Raúl se convirtió en presidente interino de Cuba el 31 de julio de 2006, cuando su hermano le delegó el poder provisionalmente a raíz de una grave enfermedad intestinal.


Una figura de bajo perfil, sin la oratoria ni el carisma de su hermano, se le considera como un excelente organizador y se cree que, de ser confirmado en el poder, encabezará un gobierno mucho más pragmático.